In Formación para traductores

Comparte este post

Para los profesionales de éxito que han estudiado carreras con salidas, tener habilidades y talento no es suficiente. Todo se trata de visibilidad, credibilidad, posicionamiento estratégico y auto-marketing. En otras palabras, en el mercado actual tienes que tener una marca personal.

No importa solo dónde trabajas, qué haces y cuándo empezaste con tu marca. Importa también por qué la elegiste, qué papel desempeñas y de qué manera te promocionas. Esto será el éxito de tu carrera. Piensa en el mercado de trabajo como un sistema de agencia libre. Eres tan bueno como tu última edición, por lo tanto, asegúrate de que tu historial demuestre el éxito. Por último, cerciórate de elegir carreras con salidas.

Todo el mundo puede hacerlo. Sin embargo, la mayoría ni lo hace ni lo hará. No obstante, si quieres ganar más dinero tienes que hacer todo lo que esté a tu alcance. Es así de simple.

¿Qué es una marca de éxito personal? Consíguelo mediante carreras con salidas

En pocas palabras, es la promesa de valor que tu compañía recibirá cuando decida contratarte. Y, con el tiempo, mantenerte en el equipo.

Cualquiera puede vestir ropa cara y encender un portátil de alta calidad. Al igual que puede crear un currículum o pagar a alguien para que lo haga. Tu marca de éxito personal es mucho más que eso. Esta es lo que te distingue mejor que todo aquello que el dinero puede comprar. Es lo que representas, lo que tú eres en el fondo todo el tiempo, no solo cuando le conviene a tu estado de ánimo, lo que te define fuera de tu papel profesional y del trabajo. La marca es lo que hace distinguirte de la manada.

¿Cómo crear una marca personal?

¿Puedes describir tu propuesta de valor en dos o menos frases? La gente exitosa puede hacerlo. Seguramente hayas pasado un día o dos escribiéndolo todo, editándolo y perfeccionando el mensaje. Sin embargo, los profesionales toman el tiempo necesario para hacer el trabajo importante. Y cuando se presenta la oportunidad, están preparados.

¡Tú también puedes hacerlo! La manera más fácil es empezar a redactar lo que has hecho últimamente para destacarte. Puede ser de ayer, de la semana pasada o del último mes. Haz una lista de tus bienes profesionales. Anota las palabras que pienses que tus compañeros de trabajo usarían para describirte. Imagina que se les ha pedido una lista con tus características únicas y beneficios como miembro de la empresa. ¿Por qué te conocen? ¿Cuál es tu reputación? Tu compañía puede elegir a cualquiera que ellos quieran para un proyecto x. ¿Por qué deberían elegirte?

Empieza identificando las cualidades o características que te distinguen de tus competidores y compañeros de trabajo. ¿Qué has hecho últimamente (esta semana) para destacar? ¿Qué fortaleza dirían que tienes tus amigos, familia y compañeros? ¿Cuál es tu rasgo personal más notable?

¿Por qué quieres ser conocido? Estudia carreras con salidas para ello

El siguiente paso lleva a la cuestión mucho más lejos. Si todo lo anterior te representa hoy en día, ¿qué has hecho para comercializarte y sacar provecho de ello? Al final del día piensa: ¿por qué quieres ser famoso? ¿Cuál es el legado que pretender dejar atrás?

¿Qué estás haciendo ahora mismo para mejorar tu reputación y visibilidad? ¿Estudias una de las carreras con salidas? ¿Tu apariencia personal y preparación hablan de tu éxito profesional? O tal vez, ¿dice que no estás listo para seguir adelante? Con razón o sin ella, somos inmediatamente juzgados por nuestra apariencia y siempre estamos en el punto de mira. Asegúrate de que tu look sea consistente día tras día. Vístete para el trabajo que quieres, no para el trabajo que tienes. Mantente y muéstrate erguido, mantén el contacto visual cuando hablas con otros y cuida tus modales.

¿Tienes una firma consistente y pulida en los correos electrónicos? ¿Tienes un mensaje de voz que levante el ánimo, conciso y que se entregue con claridad? ¿Una oficina bien organizada? ¿Una tarjeta personal memorable y atractiva? ¿Utilizas papelería distintiva para tu correspondencia comercial y tarjetas de red? ¿Los materiales de tu proyecto están siempre organizados de forma profesional? ¿Los informes se entregan a tiempo? ¿Tus presentaciones son claras y están cuidadosamente recopiladas? ¿Te expresas de una forma clara y concisa cuando hablas? ¿Te ven como una persona activa? ¿Tus ideas? ¿Eres una persona que soluciona problemas o alguien que los crea?

¿Cómo creas la visibilidad?

Asumir trabajo o proyectos extras es una clara manera de diferenciarte. Además puedes expandir tu alcance e impacto, al igual que las carreras con salidas. Siempre ayuda a tener a otros cantando tus alabanzas. Y hay mucho que puedes hacer ahí fuera para mejorar tu posición como un profesional serio y en movimiento. Aceptar tareas de formación dentro y fuera de la organización crea visibilidad. Esto también mejora tu reputación profesional.

Si prefieres una mejora con menor contacto visual, puedes hacer contribuciones mediante escritos y diseño. No tienen que tener mucha atención en los medios sociales para servirte. ¿Estás creando una presencia online? ¿El voluntariado cuenta? (Hay muchas formas de contribuir dentro de tu propia organización. Al igual que muchas causas que tus altos ejecutivos defienden y tú podrías apoyar también).

Si prefieres enseñar o escribir, en lugar de hablar, es muy sencillo. Hay paneles de conferencia y otros papeles que pueden hacer que seas el centro de atención en cualquier nivel que se adapte a tu zona de confort. Lo importante es ponerte en marcha para que puedan verte, les suene tu nombre y tu manera de trabajar. Siempre trabaja para construir tu credibilidad interna y externa. Como te vistes, hablas, escribes, interaccionas y evolucionas dice mucho de ti. Cuando promocionas una marca personal quieres que tenga éxito. El estilo mezclado con la sustancia es tu propósito. El envoltorio cuenta, pero no tiene sentido si no hay nada detrás de él.

¿Qué estás haciendo para mejorar la credibilidad?

¿Estás al día con la tecnología? ¿Estás creando de manera consciente tus relaciones personales y tu red profesional? ¿Te sientes cómodo con tu reputación? ¿Estás expandiendo tus círculos de influencias? Si no, ¿cómo vas a generar «rumores» de tu trabajo, habilidades y destrezas? Una buena parte de construir tu marca recae sobre el marketing del «boca a boca». No te encierres en tu papel profesional de tu trabajo actual. Esto solo limita automáticamente tus posibilidades.

Además, debes saber cuándo, dónde y cómo tensar el poder de tus músculos. La información es poder, pero primero tienes que adquirirla. El siguiente paso es saber cuándo y cómo usarla. (Recuerda: tu influencia y reputación es más que una cuestión de percepción. Siempre debes controlarlo).

¿Cómo hacerlo?

Una forma de hacerlo es en los proyectos que se te ofrecen y en los que trabajas. No te conformes con las tareas fáciles. Coge aquellos que estiren tu zona de confort, expandan tus habilidades y vayan añadiendo logros. Construye tu portafolio de proyectos a lo largo del tiempo con historias exitosas de las que formaste parte. La persona que evoluciona es aquella que sobrevive. Haz un seguimiento de tus resultados y recopílalos en ese folleto de marketing llamado currículum. Mejor aún, olvida el término currículum y empieza a pensar en él como un «perfil profesional». Este estará diseñado para venderte como un bien preciado y no como un gasto.

Aprender a ponerte a ti mismo primero e invertir en tu propio futuro y en carreras con salidas. Si lo haces poniendo todo tu esfuerzo, podrás conseguir tu marca personal de éxito. El mercado laboral te compensará por ello. Ser conocido por la compañía en la que trabajas. Lo que es bueno para ti es bueno para la empresa. Mantén siempre el pulso en el mercado y el ojo en la comercialización.

El feedback es el desayuno de los campeones

Busca feedback de tus acciones. No solo de tu jefe sino también de aquellos con los que interactúas y en los que has dejado marca. Esta es la única manera de tener una descripción precisa de tu valor en el mercado abierto. Asegúrate de que siempre estés en una posición de negociación fuerte. De esta manera podrás aprovechar lo que has hecho y obtendrás lo que quieres y a donde quieras ir.

Controla regularmente tus 4 métricas: relaciones, experiencia profesional, visión personal e inteligencia empresarial. Para de preocuparte sobre encontrar el camino correcto para tener éxito. No hay solo uno. ¡Seguro que has elegido una de las mejores carreras con salidas! Concéntrate en preocuparte de que estás en un camino y de que lo estás abriendo.

Tus carreras con salidas pueden ser lo que tú quieras que sea. No caigas en la trampa de ver solo una manera de subir la escalera. La escalera ya no existe. En su lugar, concéntrate en mostrar tu progreso. Cómo has expandido tu alcance. Cómo has aumentado tus conocimientos empresariales y tu experiencia profesional. Tienes que saber para qué estás trabajando y mantenerte firme. Revisa esta regularidad. La gente cambia. Al igual que tú. Así es como vas a construir tu marca.

Comparte este post

Recent Posts

Leave a Comment

Ponte en contacto

¡Hola! No estamos ahora mismo, deja tu mensaje y te responderemos lo antes posible.

¿No puedes leerlo? Cambia el texto. captcha txt

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
traducciones certificadastraducciones rápidas